Katharina Blum

Lecciones de boxeo amateur: El honor perdido del editor independiente

PRIMER ASALTO

Tengo un balde de agua fría al lado de mi silla y posiblemente hacia el final de este texto me lo deba regar encima. Esta imagen me asalta. Son las cuatro de la madrugada. Me parece un buen momento para referirme a la autocensura.

Distribuir contenido